Muchas gracias a aquellos que generosamente habéis hecho una donación al Laberinto. Cualquier contribución, por pequeña que sea, es de inestimable ayuda para mantener activo el blog.

20 feb. 2019

El factor Pilgrim (Santi Amodeo, Alberto Rodríguez, 2000)



Comedia - 80 min - Doblada en castellano - WebDl

mp4 - 960x540 - 629 Mb

Guión: Santi Amodeo, Alberto Rodríguez

Reparto: Álex O'Dogherty,  Enrico Vecchi,  Howard Nightingall,  Jöns Pappila,  Paul Rattee, Simon Edwards,  Jane Paul,  Kevin Brock

Francisco es un español que lleva un tiempo viviendo en Londres y al que un día le ofrecen una gran cantidad de dinero por una baratija que compró en un mercadillo de su barrio... 







ESTUDIO: Anatomía de un cineasta pasional. El cine de Manuel Mur Oti (Nekane E. Zubiaur Gorozika, 2013)


Poeta, dramaturgo, novelista y cineasta, el gallego Manuel Mur Oti, apodado desde su debut el Genio, fue una de las figuras más rutilantes del cine español de los años cincuenta. Grandilocuente y desmesurado en sus declaraciones públicas, transmitió a sus películas la pasión con la que se entregó a su profesión: "Yo hago cine porque amo al cine como a una mujer, porque me doy a ese cine como a una pasión". Cuando las nuevas olas irrumpieron con sus supuestos aires de modernidad, la industria no le perdonó su descarada altisonancia personal y profesional, y la crítica que antaño le había encumbrado lo hundió en el descrédito, relegándolo a un largo periodo de olvido que la historiografía de los últimos años ha tratado de reparar.

pdf - Castellano - 251 Mb


El rey del río (Manuel Gutiérrez Aragón, 1995)






Drama, 96 min., Castellano - WebDl

mp4 - 1'37805 MB - 960x540

Guión: Rafael Azcona basado en un argumento de Manuel Gutiérrez Aragón y José Luis García Sánchez

Intérpretes: Alfredo Landa, Carmen Maura, Gustavo Salmerón, Ana Álvarez, Achero Mañas,Francis Lorenzo, Miriam Ubri, Héctor Alterio, Silvia Munt, Gerardo Vera, Francisco Casares, Margarita Lacoiti, Cesáreo Estébanez

El joven César crece como sus hermanos, aprendiendo a pescar a orillas de un hermoso y cristalino río salmonero. Su sueño es capturar un mítico salmón que llaman el rey del río. Pero nada es lo que parece y bajo la belleza y la armonía del paisaje familiar, se esconden pasiones, secretos y ambiciones.






Gulliver (Alfonso Ungría, 1976-1979)




Drama, 99 min., Castellano - DVDRip (Mala calidad)

avi - 1'13 GB - 720x540

Guión: Fernando Fernán Gómez, Alfonso Ungría basado en la novela de Jonathan Swift

Intérpretes: Fernando Fernán Gómez, Yolanda Farr, Enrique Fernández, José Jaime Espinosa, Rodolfo Sánchez, Mariano Camino, Santiago Pérez, Isabel Fernández, José Riesgo, Enrique Vivó, Manuel Pereiro, Antonio Canal

Un recluso maduro se refugia en un pueblo habitado por una troupe de enanos y descubre que el jefe mantiene oculta en un torreón a una bella mujer. Acaba convirtiéndose en su dirigente.




"(...)-¿Qué es Gulliver, desde un plano reflexivo?

- Pretende ser una reflexión sobre la dictadura. Fernando y yo, en el guión, queríamos plantear una dictadura clara, evidente y otra encubierta. Los sufridos enanos -en la película intervienen 35 enanos, Fernando y Yolanda Farr- padecen las dos situaciones. Pretendemos dejar clara esta manipulación. El final puede ser tachado, quizá, de cierto pesimismo, puesto que los enanos vuelven a la dictadura primitiva. pero es fruto del desarrollo dramático de la acción. Pese a todo, creo que Gulliver no es una película directamente política, sino que trata de la condición humana, de los humillados y ofendidos que somos todos nosotros.

(Declaraciones de Alfonso Ungría al diario El País, publicadas el 3 de febrero de 1977)


Ayer se estrenó en el cine Palace, de Madrid (19/04/1979), la película Gulliver, del realizador Alfonso Ungría y que cuenta con Fernando Fernán Gómez y Yolanda Farr como principales intérpretes. El propio director explica a EL PAIS las razones que le llevaron a filmar esta obra de humor y algunas de las dificultades que más adelante surgieron con la censura.


*¿Cuáles son las líneas básicas del contenido de la película?

A mí siempre me habían asombrado aquellas corridas bufas que organizaba El Chino Torero con su troupe de enanos. Cuanto más empitonaba el becerro a los pequeños hombrecillos, cuantas más volteretas y golpes les propinaba, más crecían las risas, el jolgorio, del respetable público. ¿Fiesta bárbara? ¿Sadismo colectivo? No; más bien, descubrí que la desfiguración de una imagen (trágica, en este caso: «la cogida») libera de la crueldad de su absurdo, y este descubrimiento gratificante se desborda en risa. Intentaré explicarlo mejor.
No tengo la menor duda del porqué, de entre los diversos sectores de marginados, los enanos son los que sufren la más, imposible integración social. ¿Se imaginan ustedes que un enano pudiera llegar a magistrado supremo, catedrático, presidente de la Generalidad o hasta ser elegido sumo pontífice? ¿Se lo imaginan dirimiendo el juicio Matesa, presentando un programa de gobierno en las Cortes o repartiendo bendiciones Urbi et Orbidesde el Vaticano?
Pues, eso. Es el único de los marginados que sólo con su presencia, a la cabeza de cualquier institución, haría tambalear sus principales cimientos (su prestigio, en primer lugar). Y las instituciones se cuidan.
De esto trata mi película Gulliver. Su contenido está únicamente en su imagen, la imagen de los enanos, sus personajes.

*¿Cómo surgió ni más adelante tomó cuerpo la idea de hacer la película?

Yo le dije al amigo Fernán Gómez -ibamos a escribir el guión-: Mira, yo quisiera hacer una versión original del Gulliver de Jonathan Swift, actuada por enanos, para que la sátira social de la obra sea más evidente. Creo que al transformar la fábula en una historia realista, ganará.
Como lo primordial era lo satírico, el trabajo se centraba en crear una gran variedad de «situaciones». El argumento conductor era lo de menos. Cuanto más sencillo, costumbrista y popular, mejor. Yo propuse uno: una comunidad de enanos, a la que llega el hombre «normal», y en la que se obedece a un jefecillo autoritario.
¡Cuidado! -exclamó Fernando- Si hay una comunidad y algo parecido a un dictador y luego pasa esto y lo otro. ¿Por qué? -pregunté, ingenuo-. Por los críticos -me respondió, con irónica sabiduría-. Pero no vamos a empezar a preocuparnos por los críticos -protesté con juvenil audacia-. Cuando digo «los críticos» -argumentó- no me refiero a «la crítica», sino al «crítico» que todo espectador lleva dentro, al sagaz analista que se esfuerza por descubrir, interpretar y clasificar cualquier sutileza, símbolo o mensaje encubierto tras la ingenua fachada que falazmente presenta toda película, en algún modo, diferente. Ah, y, eso, ¿es tremendo? -susurró asustado-. ¡Tremendo! -sentenció Fernando- Mira, Alfonso, el éxito de una película se basa en la publicidad «boca a boca», o sea, las recomendaciones personales. Si uno llega a su casa y dice que ha visto una película muy emocionante, o muy misteriosa o muy divertida, toda la familia se apresurará a «no perderse» el espectáculo. Pero si uno llega disertando sobre los interesantes intringulis que, desde la pantalla, desafían nuestro espíritu, lo más seguro es que sólo un muermo como Felipin, el primo gafotas, se decida a acudir al cine. ¡Coño! -exclamé-,habrá que andar con cuidado.

*¿Hubo incidentes durante el rodaje y después del mismo?

Mientras rodamos la película, estuvimos varias semanas en un pueblo, abandonado, aislado por las aguas. Y toda nuestra vida la dominaban más de treinta enanos, tan fantásticos actores como personas. Yo les quería, al igual que mi ayudante Rafael Feo, el operador J. L. Alcaine y el cámara Antonio Cuevas, con los que a veces rememoro aquellos días que nunca olvidaremos.
Y va Marciano de la Fuente -el censor- y dice: Nada, nada, que hay que cortar, que hay que cortar esto y lo otro y lo de más allá. Pero, hombre -intento replicar-, si todo está tratado con el mayor refinamiento... ¡Una refinada cochinada! -aulla- ¡A cortar! ¡A cortar!
Y comienza el tira y afloja. (Pero, señor, déjenos estos pocos fotogramas. Si en la película de la Warner, que ponen en tal cine, lo han dejado pasar y ...). Entrevistas, oficios, suplicatorios, sin fin.
Luego había unos empresarios que decían: Hombre, ahora no podemos estrenarla porque sacamos «Tiburón », ya sabes. Claro, claro. Y pasaba el tiempo. Y después tenían un compromiso con la Paramount para ponerles, ya sabes. Claro, por supuesto. Y más tarde: Chico, lo que ahora quiere la gente es hartarse del culo de la Emmanuelle, de las tetas de la otra, ya sabes. ¡No voy a saber!

(Entrevista publicada en el diario El País, el 19 de abril de 1979)



NOTA de Cosmo Vitelli

Ripeo facilitado por un donante anónimo. La fuente del ripeo es una edición americana en DVD de la película. El máster utilizado para dicha edición es muy deficiente en su calidad de imagen, además de presentar el formato original mutilado y ocasionales insertos en girs a lo largo de la película. Lamentablemente, estamos ante la única copia de "Gulliver" de la que disponemos por el momento y que presentamos por primera vez para su descarga en la red, por lo que consideramos que vale la pena compartirla.




19 feb. 2019

Petra (Jaime Rosales, 2018)



Drama - 103 min - Castellano y catalán con subtítulos en castellano (para partes en catalán) - BRRip de fshtravis

mp4 - 1024x576 - 1'98 Gb

Coproducción con Francia y Dinamarca

Guión: Jaime Rosales, Clara Roquet, Michel Gaztambide

Reparto: Bárbara Lennie,  Àlex Brendemühl,  Joan Botey,  Marisa Paredes,  Petra Martínez, Oriol Pla,  Carme Pla,  Chema del Barco,  Natalie Madueño

Petra no sabe quién es su padre, se lo han ocultado a lo largo de su vida. Tras la muerte de su madre inicia una búsqueda que le conduce a Jaume, un célebre artista plástico poderoso y despiadado. En su camino por conocer la verdad, Petra también entra en contacto con Lucas, hijo de Jaume, y Marisa, esposa de Jaume y madre de Lucas. A partir de ese momento, la historia de estos personajes se va entretejiendo en una espiral de maldad, secretos familiares y violencia que los lleva a todos al límite. El destino dará un giro a su lógica cruel abriendo un camino para la esperanza y la redención.







Viaje al cuarto de una madre (Celia Rico Clavellino, 2018)



Drama - 91 min - Castellano - HDRip

mkv - 1280x720 - 2'42 Gb

Coproducción con Francia

Guión: Celia Rico Clavellino

Reparto: Anna Castillo,  Lola Dueñas,  Pedro Casablanc,  Adelfa Calvo,  Marisol Membrillo, Susana Abaitua,  Ana Mena,  Silvia Casanova,  Maika Barroso,  Noemí Hopper

Leonor quiere marcharse de casa, pero no se atreve a decírselo a su madre. Estrella no quiere que se vaya, pero tampoco es capaz de retenerla a su lado. Madre e hija tendrán que afrontar esa nueva etapa de la vida en la que su mundo en común se tambalea.





Le Saphir de Saint-Louis (José Luis Guerín, 2015)



Documental - 35 min - Francés con subtítulos en inglés adheridos al vídeo y en castellano (srt) - HDRip

mkv - 960x720 - 1'13 Gb

Guión: José Luis Guerín

En la Catedral de San Luis, en La Rochelle, en una capilla llena de ex-votos de marinos mercantes, se puede ver un cuadro que atestigua la tragedia del Saphir, en 1741. Una goleta de esclavos estuvo detenida durante días y días en aguas intertropicales, con 271 esclavos y 30 tripulantes a bordo. Este pequeño cuadro es como una puerta secreta en una catedral que se abre a la gran Historia.







18 feb. 2019

Diez fusiles esperan (José Luis Sáenz de Heredia, 1959)



Drama - 89 min - Castellano - WebDl

mp4 - 960x540 - 703 Mb

Coproducción con Italia

Guión: Carlos Blanco

Reparto: Francisco Rabal,  Ettore Manni,  Rosita Arenas,  Berta Riaza,  Félix de Pomés, Memmo Carotenuto,  Milly Vitale,  Xan das Bolas

Durante la Primera Guerra Carlista (1833-1840), un teniente del Ejército del pretendiente Don Carlos es hecho prisionero por sus enemigos y condenado a muerte en Consejo de guerra. Se le acusa de espionaje porque ha sido sorprendido en las cercanías del cuartel general de los isabelinos. El teniente acepta la condena, pero se declara inocente: alega que iba camino de su pueblo para conocer a su primer hijo, que acaba de nacer. El coronel que ha presidido el Tribunal se entrevista con él a solas y le dice que está dispuesto a dejarle ir a conocer a su hijo si le da su palabra de honor de volver antes del alba para ser fusilado. El teniente, desconcertado, vacila.







NOVELA: Los santos inocentes (Miguel Delibes, 1981)


Los santos inocentes es una novela corta, casi un cuento largo, pero no hay que dejarse engañar por su escaso número de páginas. Aunque se lea de una sentada, cala hondo y deja huella como pocas lo consiguen. Podríamos describirla como una novela que se dibuja a lo largo y ancho de tres ejes, a cual más poderoso que el anterior: realismo, poesía y tragedia.
Es una novela realista que retrata, sin pelos en la lengua, la vida en el mundo rural de los años sesenta. La acción se desarrolla en un cortijo y nos presenta dos realidades enfrentadas: la de los señoritos y la de sus sirvientes. Veremos a los primeros oprimir a los segundos, someterles a sus caprichos y tratarles con total falta de consideración. Los segundos, ignorantes, analfabetos, sumisos, resignados, llevan una vida que apenas merece ser vivida. El autor no nos maquilla nada y hasta el lenguaje es crudo, soez, campestre, como un dialecto propio en el que apenas se reconoce el español urbano actual.
Sirve este pasaje también para ilustrar el carácter poético de esta obra. En total hay seis puntos en todo el libro, uno por cada final de capítulo. El resto del texto viene puntuado sólo por comas, dividido en versos de, a veces, una línea y, a veces, un párrafo. Esta forma de puntuar, unido a las constantes repeticiones, ya sea en forma de epítetos que acompañan a los nombres, como de acciones estereotipadas de los personajes (el orinarse las manos del Azarías, el berrido lastimero de la Niña Chica, el señorito Iván para el que todos son “maricones”), todo ello contribuye a crear una sensación de tiempo cíclico, de una realidad frustrante y dolorosa de la que los personajes no pueden escapar.

Y esto nos lleva a nuestro último punto: la tragedia. La vida de los personajes oprimidos es un drama del que ellos mismos, en su resignación y en su falta de conocimiento, son apenas conscientes. Paco, el Bajo, y la Régula son un matrimonio que llevan toda la vida sirviendo a los señoritos y que apenas saben leer y escribir. Su deseo de que sus hijos escapen de esa dura realidad se verá pronto frustrado por los caprichos de los señoritos. A su pobreza y a las humillaciones a las que son sometidos por la clase alta se suma la pesada carga de Charito, la Niña Chica, que sufre de una severa deficiencia mental. El hermano de Régula, el Azarías, completa este triste retrato del mundo rural. Es este un personaje sin igual: inocente, tragicómico, entrañable y repugnante a partes iguales. Es rudo y basto como pocos, y en cambio posee una dulzura, una capacidad de amar a la Niña Chica y a su milana bonita, que encoge el corazón.
A pesar de que Los santos inocentes comienza, se desarrolla y termina trágica, a pesar de la sensación de tiempo cíclico, casi detenido, que crea el autor, el clímax y punto final de esta obra logran sorprender al lector y dejan una sensación de novela redonda. Por todo esto se merece, indudablemente, una sonora ovación.

epub - 157 Kb

https://ouo.io/6LAx7d

Adaptación cinematográfica: Los santos inocentes (Mario Camus, 1984)


Los santos inocentes (Mario Camus, 1984)



Drama - 103 min - Castellano con subtítulos en inglés, portugués y castellano en el contenedor - WebDl

mkv - 1212x720 - 2'51 Gb

Guión: Mario Camus, Antonio Larreta, Manuel Matji (Novela: Miguel Delibes)

Reparto: Alfredo Landa, Francisco Rabal, Juan Diego, Terele Pávez, Belén Ballesteros, Juan Sachez, Ágata Lys, Agustín González, Manuel Zarzo, Mari Carrillo, José Guardiola

En la España franquista, durante la década de los sesenta, en un cortijo de Extremadura, una familia de campesinos vive miserablemente bajo la férula del terrateniente. Su vida es renuncia, sacrificio y  obediencia. Su destino está marcado y sólo algo violento e imprevisto podrá romper sus cadenas.



La estructura narrativa y los recursos fílmicos que emplea el realizador cántabro se compenetran muy estrechamente, ofreciendo como resultado un retrato sobrio de la España profunda en su periodo de posguerra. La temática central es la problemática del campesinado sometido durante los años sesenta, destacando sobremanera las relaciones de dependencia y sumisión. A pesar de todo lo dicho hasta ahora, estas relaciones no se producen exclusivamente entre criados y amos, ya que por encima de éstos últimos se halla la figura del administrador, que está en la cúspide de la jerarquía social. A este respecto, son muy reveladoras las palabras que pronuncia el personaje del señorito Iván, encarnado de manera notable por el actor Juan Diego: "Todos tenemos que aceptar una jerarquía: unos abajo y otros arriba. Es ley de vida" . 

Por lo tanto, estas relaciones de dominación afectan a todos en esta raigambre social que aún hoy en día sorprende al espectador por la memoria reciente de estos hechos históricos. La explotación de los pobres en un contexto de crisis económica como el de la posguerra española resulta desagradable no sólo por su propia naturaleza, sino también por la proximidad de estos sucesos en el tiempo. La imagen que Camus y Delibes ofrecen en sus respectivas obras -película y novela- de una España tan mísera e injusta se acentúa con la sensación de que, en el fondo, ambos creadores están llamando la atención sobre una realidad cultural que se remonta a poco menos de medio siglo atrás en la reciente historia del país. Sin embargo, la conciencia del dominio infligido sobre las clases bajas no pasa desapercibida para quienes la componen, como bien ilustra el crítico José Luis Sánchez Noriega en su ensayo sobre la obra de Mario Camus: 

"La sumisión aparece reiterada en acciones que muestran el servilismo de los criados hacia los amos. Ello no significa que los criados no sean conscientes en absoluto de los abusos o de las condiciones en que viven, como vemos en el personaje de Régula, que no acepta la injusticia de que su hermano Azarías haya sido expulsado de La Jara y se niega a internarlo en un asilo. Por otra parte, apenas hay despotismo en el trato que reciben los criados, más bien se trata de un paternalismo en el que la dominación de clase es un presupuesto 'natural', una herencia histórica que aún no ha sido puesta en cuestión"
Esta noción de herencia histórica resume la situación que mediatiza la actitud de los personajes y, a su vez, justifica comportamientos tan inhumanos como el trato que el señorito Iván dispensa a Paco el Bajo. En las postrimerías del film, Camus plantea incluso el ingreso de Azarías en un centro psiquiátrico como ejemplo de aquello de lo que eran capaces las autoridades del régimen franquista con el propósito de poner freno a la rebelión de las clases desfavorecidas, aún tratándose de la reacción lógica frente a una circunstancia de abuso.

Elementos como la precisa planificación y concepción formal que Camus otorga a la obra, acompañadas del subrayado musical a cargo de Antón García Abril y de las extraordinarias interpretaciones de Alfredo Landa y Francisco Rabal, convierten a Los santos inocentes en una película impresionante y de difícil recepción para el público sensible a imágenes que puedan herir su sensibilidad. (www.paralelosur.com)